¡En Infantil “Jesús Nazareno Aguilar” nos preparamos para EL TIEMPO DE ADVIENTO!

24.11.2021

Durante esta semana estamos preparando nuestra corona de Adviento. Participamos todos en su elaboración y disponemos nuestro corazón en este tiempo de espera al Nacimiento de Jesús.

El Adviento comprende los cuatro domingos anteriores al 24 de diciembre.

La Corona de Adviento tiene un gran simbolismo: El círculo representa el infinito amor de Dios; las ramas de hoja perenne, la esperanza y la vida eterna; las cuatro velas, cada domingo de Adviento y la cinta roja el amor que une a la familia.

En estas cuatro semanas van a trabajar los niños de Infantil el valor de la Amabilidad, Amor a la familia, la Gratitud y la Generosidad. Semanas llenas de ilusión y alegría a este tiempo de compartir y dar a los demás.

 

-Primer domingo de Adviento: AMABILIDAD.

La importancia de ser amables con todo el mundo, ver cómo nos sentimos cuando alguien nos trata bien.

-Segundo domingo de Adviento: EL AMOR DE LA FAMILIA.

En casa, aunque nos enfademos, siempre nos seguiremos queriendo, ya que la familia es el núcleo básico de la persona para poder desarrollarse saludablemente.

Tercer domingo de Adviento: LA GRATITUD.

Hacerles ver que tenemos mucha suerte, no solo en lo material sino en lo espiritual, porque entre otras cosas, por encima de todo, tenemos una familia que está comprometida por nuestro bienestar, algo que por desgracia no tienen todos los niños del mundo.

Cuarto domingo de Adviento: GENEROSIDAD.

Ser generoso sobre todo compartiendo lo que tenemos con los demás, al mismo tiempo que darnos a los demás sin esperar nada a cambio. Incluso ser generosos con nosotros mismos.

Desde el colegio os invitamos a que preparéis en familia la Corona de Adviento en vuestros hogares. La primera vela se encenderá, al igual que en cada comunidad parroquial este domingo, primer domingo de Adviento como signo de espera y deseo de cambiar.

“Señor Dios.

Bendice con tu poder nuestra Corona de Adviento para que, al encenderla, despierte en nos

otros el deseo de esperar la venida de Jesús.

Practicando las buenas obras, y para que, así, cuando Él llegue, seamos admitidos al Reino de los Cielos.

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.”

Amen.