El pensamiento visual en el aula

14.01.2022

Cada vez, existen más estudios sobre los grandes beneficios que tiene el pensamiento visual como estrategia didáctica en el aula. Seguro que muchos/as de vosotros/as no habréis escuchado qué es el pensamiento visual, pero todos/as vosotros/as lo habéis puesto en práctica alguna vez. 

El pensamiento visual es una estrategia para analizar, organizar y representar ideas a través de imágenes. Muchos de vosotros/as habréis escuchado la famosa expresión “una imagen vale más que mil palabras.” De hecho, las imágenes fueron la primera forma de comunicación escrita, a través de pinturas rupestres, jeroglíficos, las vidrieras de las iglesias, y actualmente, estamos constantemente rodeados de imágenes, a través de iconos, anuncios, carteles, presentaciones en PowerPoint, infografías, etc. 

Las imágenes tienen la capacidad de transmitir significado por sí mismas.  Por eso, el pensamiento visual tiene tantos beneficios en cualquier área, pero muchos más en las asignaturas donde puede aparecer una barrera lingüística. 

Sin embargo, el pensamiento visual no es solo usar imágenes dentro del aula, conlleva un proceso cognitivo mucho más complejo, desde que recibimos la información, hasta que la procesamos y la incluimos dentro de nuestras propias estructuras mentales para poder crear un mapa visual o plasmar una idea por medio de imágenes. 

Ejemplo de esquema visual (2º EPO)

 Garbiñe Larralde (2017) expone los numerosos beneficios de aplicar el pensamiento visual como estrategia didáctica:

Imagen: Pensamiento visual (Larralde, G., 2017)

El pensamiento visual puede ser trabajado desde varias perspectivas: como forma de transmitir, expresar, organizar ideas, como apoyo a la hora de comprender, interiorizar, memorizar conceptos, como forma de resolución de problemas, escucha activa, lectura comprensiva, etc.

Además, es una estrategia que favorece la atención a la diversidad en el aula lo cual está totalmente relacionado con el Diseño Universal de Aprendizaje (DUA) ofreciendo diferentes formas de presentar el contenido y de expresar las ideas, ya que, como bien sabemos, cada alumno/a es diferente por lo que hay que proporcionar una diversidad de estrategias para ayudarlo/a en su propio aprendizaje, integrando las inteligencias múltiples.

 

Es importante destacar, que esta estrategia no implica grandes nociones artísticas, no consiste en crear obras maestras, más bien, es un dibujo esquemático que representa una idea de una forma clara, sencilla y rápida, y que cualquier persona puede realizar utilizando figuras geométricas, líneas, puntos, bocadillos, distintos tipos de caligrafías… 

 

 

En el colegio Jesús Nazareno estamos llevando a cabo el pensamiento visual dentro del aula, sobre todo en las asignaturas bilingües, y está siendo una estrategia muy motivadora y efectiva para la adquisición y comprensión de aquellos conceptos más complejos para el alumnado, a través de estrategias visuales, mapas, esquemas, maquetas y “flashcards” que ayudan a comprender estos contenidos. Para empezar a llevar a cabo esta estrategia ideal, vamos a comenzar a crear nuestro propio diccionario visual, donde creemos nuestra propia batería de imágenes, las cuales nos ayudarán a comprender textos, a memorizar acontecimientos, a recordar contenidos, a entender problemas matemáticos, etc.  

     

Ejemplo mapa visual sobre los sentidos y de diccionario visual (4º EPO) y aparato circulatorio (6º EPO)

 

Sus beneficios son infinitos, solo es cuestión de coger lápiz y papel ¡y ponernos a dibujar!