FacebookTwitterYoutube




Segundo Domingo de Adviento

02 segundo domingo AdNos disponemos a sanear nuestro corazón. A lavarlo de sus manchas y dejarlo preparado al cambio por el Espíritu.

Una señal nos indica que estamos en obras. Nuestra actitud es como la de hacer una mudanza, cambiar lo antiguo por lo nuevo, lo que nos hace tropezar por la senda llana.

5log DelegFamilia